La pasada semana finalizó el proceso consultivo GEAR 2030, promovido por la Comisión Europea y en el que han participado representantes de los Estados miembros y de las asociaciones europeas industriales, de servicios, consumidores y protección del medio ambiente y seguridad vial. El objetivo de dicha consulta ha sido analizar la situación del sector y establecer recomendaciones para definir políticas sectoriales que refuercen la competitividad de la industria europea de automoción en el horizonte 2030.

El Grupo de Alto Nivel GEAR 2030 para la competitividad y el crecimiento sostenible de la industria de automoción en la Unión Europea, en su reunión del 18 de octubre, ha aprobado el informe final del trabajo realizado, que se ha centrado en tres áreas: la adaptación de la cadena de valor a los nuevos retos globales, los vehículos automatizados y conectados, así como el comercio, la armonización internacional y la competitividad global.

Por su parte, Sernauto ha colaborado en este proceso trasladando las inquietudes del sector español de proveedores de automoción, tanto a través de la Secretaría General de Industria y de la Pyme, como representante de España como Estado miembro, como de la patronal europea Clepa.

En el informe se recogen aspectos de especial relevancia para el sector como la competitividad global y el acceso a los mercados, el impacto en la cadena de valor del desarrollo de las tecnologías digitales y la transición hacia la movilidad con bajas o cero emisiones, así como la necesidad de apoyar la incorporación de talento y de retener y re-cualificar la fuerza laboral del sector.

También plantea que, ante la revisión de los objetivos de emisiones post-2020, es necesario crear un marco que tenga en cuenta todas las opciones para reducir emisiones y apoyar la penetración en el mercado de vehículos de cero emisiones y equivalentes. Finalmente, corrobora la necesidad de contar con una estrategia común sobre vehículos conectados y automatizados, con una gobernanza europea, el desarrollo de normas sobre la recogida de datos y acceso a los mismos y la promoción de las inversiones en conectividad de vehículos e infraestructura necesarias.