La escudería Ferrari presentó su nuevo F 14 T, el coche con el que intentará recuperar el cetro mundial de la Fórmula Uno. A mandos de sus pilotos, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, el monoplaza cuenta con un morro más limpio, más sencillo que las soluciones revolucionarias que hemos visto en otros equipos y, por supuesto, más bajo de lo habitual, para cumplir con el reglamento.

Se trata del quinto Ferrari del piloto asturiano, con el que espera por fin lograr un título que no gana desde 2006 con el Renault.

En cuanto a las novedades técnicas, Ferrari continúa con la suspensión 'pull rod', tanto delantera como trasera, dejando de lado la 'push rod' de otros equipos como Red Bull o McLaren.

De igual modo, el motor y toda la unidad de energía también han sido fabricadas por Ferrari, en un auténtico reto para los ingenieros de motores de Maranello.

Estamos, recordemos, ante el coche número 60 fabricado por la escudería para el Mundial de Fórmula 1, un proyecto que lleva más de dos años en desarrollo con el nombre en clave de 665.

Sin embargo, el nombre final, elegido por aficionados de todo el mundo, hace alusión al año y al turbo, el elemento del motor que regresa al campeonato esta temporada. Precisamente, el motor híbrido, ahora denominado unidad de energía, hace que el coche sea más compacto, pero igualmente potente.

Remarcar que el máximo dirigente técnico de Ferrari es ahora James Allison, fichado de Lotus la pasada temporada. Sin embargo, el proyecto también ha estado bajo la supervisión de Rory Byrne, ingeniero clave en los títulos de Michael Schumacher.

[iframe width="600" height="338" src="//www.youtube-nocookie.com/embed/ZuRAq0oZGrM" frameborder="0" allowfullscreen ] [iframe width="600" height="400" src="//www.youtube-nocookie.com/embed/RXxYSmKJuXM" frameborder="0" allowfullscreen ]