Datos del IEA (Instituto de Estudios de Automoción) para la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) indicaron que las matriculaciones de vehículos a lo largo de la primera quincena de marzo subieron un 9,2%, con un volumen de 45.040 unidades impulsadas por el buen comportamiento de las ventas en el canal de alquiladoras y empresas.

De hecho, las matriculaciones de rent a car protagonizaron la mayor subida en la primera mitad del mes, con un incremento del 23,5%, hasta las 16.263 unidades, debido a que hacen su provisión de flota con vistas al buen comportamiento del sector turístico en la Semana Santa, que este año se adelanta a marzo.

Las empresas no alquiladoras, por su parte, continúan invirtiendo en flotas como partida estratégica para sus negocios, animadas por la mejora de las perspectivas económicas. De esta forma, las ventas en este canal subieron un 6,3%, hasta situarse en las 9.519 unidades. Las matriculaciones de particulares se mantuvieron prácticamente estables, con 19.258 unidades comercializadas.

A juicio del presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, si bien el mercado continúa registrando incrementos positivos, los particulares están viviendo su singular cuesta de principios de año, mientras las empresas siguen empujando del mercado por la inercia del buen comportamiento macro.

“El Pive, que está dando ya sus últimos coletazos, ha diluido como es lógico su impacto sobre el mercado de particulares, sus principales beneficiarios. Además, el clima de inestabilidad política no ayuda a generar confianza, de manera que alcanzar un marco estable será garantía para mantener el consumo y llegar este año el volumen previsto de 1,1 millones de matriculaciones”, agrega.