Germán López, presidente de Aniacam, da su opinión sobre la fiscalidad el automóvil en España en una entrevista concedida al Observatorio del Vehículo de Empresa CVO, promovido por Arval. Es uno de los temas en los que el CVO ha querido profundizar, a través del foro “Perfilando la nueva fiscalidad del automóvil” y de una serie de entrevistas a representantes de diversos sectores de la industria.

Germán López tiene claro que “el automóvil representa en España 25.000 millones de euros al año de recaudación. Es uno de los sectores más importantes y dinámicos de nuestra industria, y genera el 10 % del PIB y el 12% del empleo. Es un sector en el que la fiscalidad es fundamental y el Gobierno emplea fórmulas de resta, exclusivamente, que no creo que sean efectivas”.

Además, respecto a la fiscalidad, López explica que hay que empezar, como en Europa “a gravar más el uso del automóvil que la compra en sí. Y en segundo lugar, hay que hacer desaparecer un impuesto que es único en España: el impuesto de matriculación. Uno de nuestros grandísimos problemas es el envejecimiento del parque español. Es fundamental que el PIVE tiene un efecto dinamizador de un sector estratégico, pero su verdadero leitmotiv es el de rejuvenecer un parque antiguo que genera siniestralidad en las carreteras y problemas con el medio ambiente. De hecho, el riesgo de sufrir un accidente grave se duplica con automóviles con una antigüedad de más de 10 años, y se triplica con automóviles de más de 14 años. Y aquí hay mucho gasto médico y social relacionado”.

El responsable de Aniacam, además, cree necesario “dinamizar rebajas fiscales que ya hay otros países para el renting a particulares. Esto implicará más ventas y, con ellas, más seguros, mantenimiento… y lo que es más importante, una rotación cada cuatro años de los vehículos que contribuirá a rejuvenecer nuestro parque automovilístico”.