La Guardia Civil ha desmantelado esta misma semana un taller mecánico ilegal en la localidad gironina de Camprodón, denunciando a su propietario por ejercer una actividad sin tener permiso para realizarla y por almacenamientos de residuos peligrosos para el medio ambiente.

Los agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Puigcerdà recibieron una denuncia respecto a que en Camprodón había un taller mecánico ilegal, porque no contaba con las autorizaciones pertinentes para desarrollar dicha actividad.

Tras las pertinentes investigaciones, agentes del Seprona y del Puesto Fiscal de la Guardia Civil de Puigcerdà identificaron el establecimiento, cuyo propietario no puedo acreditar ninguna documentación que amparase la actividad que realizaba como taller mecánico.