Hella, proveedor global de la industria del automóvil, ha presentado su nueva línea de frenos resultado de su reciente acuerdo de distribución con TMD Friction, durante Motortec Automechanika Ibérica 2013. La compañía de Herramientas, Recambios y Servicios del automóvil será la encargada de la distribución en exclusiva de estos productos bajo la marca Hella Pagid Brake Systems.

De esta forma, Hella, que este año cumple medio siglo de historia en España y que estará ubicada en el stand 10D03 del pabellón 10 de IFEMA, completará su gama de productos en Iluminación, Electricidad, Electrónica, Termocontrol y Química con un amplio programa de Frenos.
Así, Hella-Pagid comercializará pastillas de freno, discos, zapatas, tambores, así como frenos hidráulicos, cilindros, lubricantes, limpiadores y avisadores, entre otros productos.
Además, apoyada por las marcas expertas de Hella en equipamiento para el taller en diagnosis y termocontrol -Hella Gutmann Solutions y Hella Nussbaum Solutions- la compañía tiene objetivo convertirse en "un todo en uno" de manera que los profesionales encuentren en un único proveedor una respuesta a todos los productos y servicios relacionados con el área de frenos.
Con esta unión, Hella no sólo ofrece la última tecnología en frenos a través de una perfecta logística, sino un cuidado servicio técnico y la garantía de calidad de primer equipo.
Hella Pagid ofrece una de las coberturas más amplias del mercado tanto en pastillas como en discos de frenos, alcanzando el 98% del parque europeo de turismos. Así, el programa de pastillas está compuesto por más de 1.400 referencias que se fabrican siguiendo 50 protocolos específicos, respetando las exigencias del fabricante relativas a tipo de vehículo, instalación de frenos, potencia, carga de conducción o características de los frenos.
Además, los productos de Hella Pagid garantizan la máxima seguridad ya que no sólo se testan en centros de investigación, sino también en carretera en condiciones reales de conducción. Tanto es así que las pastillas de freno superan 1.000 horas en el banco de ensayos antes de ser aprobadas para su fabricación en serie.