El fabricante Honda ha llamado a revisión un total de 405.000 vehículos comercializados en su mayor parte en el mercado estadounidense por un posible defecto en el sistema eléctrico del airbag.

La firma japonesa detalló que la campaña de revisión afecta a su modelo Odyssey de los años 2003-2004 y al Acura MDX de 2003. Del total de vehículos afectados, 374.000 fueron comercializados en Estados Unidos. El resto, entre Canadá, Japón y Australia.

Honda indicó en un comunicado que reparará sin cargo alguno el sistema de seguridad suplementario del airbag de los vehículos, si bien asegura que no se han detectado accidentes relacionados con este problema.

El fabricante realiza esta llamada de revisión tras recibir un "pequeño, aunque creciente" número de quejas, en los últimos meses, respecto al despliegue de forma inesperada del airbag de los vehículos.