El hotel Las Arenas de Valencia ha acogido el XXVI Congreso de Ancera, con la intención de convertirse en el más participativo y autocrítico con la propia labor de la asociación, en aras de ver qué aspectos mejorar de cara al futuro. Su presidente, Miguel Ángel Cuerno, ha anunciado acuerdos de la patronal de recambistas con empresas como AutoInfor -para manejar la cinta de Tráfico y obtener estadísticas del parque por provincias- o InformRisk -base de datos de impagados y gestión de los mismos-.

Asimismo, dos de los miembros de su Junta Directiva, Antonio López y Roberto Aldea, han explicado los resultados de una encuesta encargada a Gipa y realizada a más de 200 distribuidores sobre la imagen de Ancera entre los recambistas. Dicho análisis refleja que, si bien la mayor parte de ellos conoce y valora positivamente la labor y acciones de la asociación, pocos conocen adecuadamente la labor de otras entidades dependientes de Ancera como Capa (piratería), Aecar (carrocería), Apta (tuning), Afiba (equipamiento) o Aervi (vehículo industrial).
Ancera, además, ha presentado su renovada imagen y anunciado su intención de mejorar la comunicación, reposicionar la marca Ancera, actualizar y rediseñar la web corporativa y crear un perfil corporativo de la institución, entre otras acciones.
A continuación, ha tenido lugar un debate sobre varios temas, empezando por la piratería (donde se ha anunciado que ya hay 13 imputados, 11 denuncias y 28 expedientes abiertos a empresas). Y se ha avanzado que durante la campaña de verano se enviarán comunicados a los medios de comunicación para que se hagan eco de las acciones realizadas, con el fin de concienciar del peligro que representa para los negocios y, sobre todo, para la seguridad vial.
También se ha reconocido la importancia de la información técnica y se ha informado sobre el proyecto de ley de liberalización de las ITV. En este sentido, se ha aludido a los problemas de imparcialidad que pueda tener el hecho de que talleres o concesionarios sean juez y parte, al ser quienes realizan la ITV y, a la vez, las reparaciones pertinentes para superarlas con éxito. "Y el peligro es que la liberalización se convierta en el monopolio de unos pocos, ya que todo va a quedar en manos de grupos económicos poderosos y muchos talleres se quedarán sin trabajo", explicó Nuria Álvarez, responsable de Comunicación de Conepa.
Inpart, el desarrollo para incluir referencias IAM en los sistemas de valoración de los siniestros también fue objeto de reflexión. Rafael Lorza, su máximo responsable, explicó al auditorio en qué consiste Inpart, "un proyecto que no está hecho para las aseguradoras ni para nadie, sólo para gestionar la información para dotar de mayor transparencia a la posventa".