Las estaciones de Aeca-ITV recuperan poco a poco el pulso en la nueva normalidad. La ampliación de horarios de las estaciones entre un 10%-15% y el incremento de sus plantillas de trabajadores de un 10% a un 35% está permitiendo dar servicio a los cinco millones de vehículos que no ha podido pasar la inspección tras declararse el estado de alarma el pasado 14 de marzo. Además, en aquellas comunidades autónomas que no era obligatorio, se ha establecido un sistema de gestión de citas de acuerdo con lo establecido por las normas sanitarias y se ha reforzado el existente.

Hasta el momento, las medidas han permitido que el número de inspecciones se haya incrementado alrededor de un 21% en todo el Estado, si bien estos datos varían por comunidades autónomas. En relación con los vehículos de transporte por carretera, Aeca-ITV informa de que el aumento de inspecciones se cifra en un 52% más gracias a la prioridad que las estaciones ITV han facilitado a los transportistas y vehículos de servicios esenciales para facilitar al máximo su circulación.

Si bien estos datos son a nivel nacional, la entidad indica que existen lugares geográficos puntuales donde la situación es más favorable y otros en los que menos. En estos últimos se está focalizando el problema para proponer medidas a las Administraciones Autonómicas y conseguir una solución adecuada.

Las estaciones de Aeca-ITV comenzaron su desescalada entre el pasado 11 y 18 de mayo tras la paralización del servicio, lo que suponía “un panorama de colapso del servicio ITV y consiguiente perjuicio para la seguridad vial y protección medioambiental y con el daño social vinculado, explica su director gerente, Guillermo Magaz, quien subraya, además, “el gran esfuerzo” que, junto con las Administraciones Públicas, se ha hecho desde la ITV para poder dar servicio a todos los usuarios, dentro de su compromiso con la sociedad para evitar heridos y víctimas mortales en accidentes de tráfico causados por los vehículos en mal estado.

Asimismo, se ha activado un protocolo de seguridad para evitar la propagación del Covid-19 y proteger a los usuarios y trabajadores de posibles contagios. Por un lado, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo modificó los procedimientos de inspección de los vehículos para reducir al máximo el contacto con el usuario y, por otro, las estaciones ITV han adaptado sus instalaciones y procedimientos de gestión de acuerdo con las recomendaciones sanitarias.