"Después del desierto seguro que hay un oasis" Nos dijo Jaume Roura, presidente de Faconauto, en el encuentro con la prensa celebrado este mediodía. Blas Vives, secretario general de Faconauto apostillaba que "ya tocamos con el dedo el agua del oasis".
Jaume Roura en todo momento quiso dar un mensaje de optimismo que sin perder de vista los problemas de la distribución del automóvil y de la economía española. "Finalizamos el 2013 recuperando sobre el 2012 y vemos el futuro en el 2014 que será el año de la recuperación".


Cuando le preguntamos sobre su visión de la posventa del automóvil partió de una premisa previa: el cambio tecnológico del automóvil ha provocado el que donde el conductor visitaba tres veces por año el taller ahora solo lo haga una al haberse alargado los plazos en los mantenimientos. Esto obliga a cambiar la estrategia: "Hay que poner en marcha el todo incluido. De forma que el mantenimiento y las reparaciones estén incluidos en el precio de compra del vehículo".
Jaume Roura se felicitó por la repercusión de los planes PIVE y PIMA Aire. Este último acaba de agotar los 38 millones de euros a que ascendía su presupuesto y Faconauto espera su renovación a comienzos del próximo año ya que estos planes han supuesto un impacto en la recaudación del estado superior a lo invertido.
En cualquier caso el presidente de Faconauto cree que en el 2014 todavía veremos cómo cierran algunos concesionarios fruto del tremendo ajuste que el sector ha acometido para acomodar sus estructuras a la realidad del mercado. A pesar de ello y si se mantienen los planes de incentivo, el sector volverá a los números negros en el 2015.