Los talleres de la provincia de Cádiz acusaron un descenso en la demanda del 2,5% durante el primer trimestre del curso, señalan las cifras aportadas por la patronal ATRA. Según estos datos, las empresas de reparación y mantenimiento de vehículos no perciben por ahora la mejora global de la economía española.

Por especialidades, las reparaciones de carrocería son las que más caen, como viene ocurriendo en los últimos tiempos. En época de escasez económica y de falta de financiación externa únicamente se están reparando los siniestros en función de la indemnización que se obtenga por parte de la aseguradora.

Tampoco ayuda al taller que las aseguradoras estén peritando fuera de talleres oficiales y que paguen al asegurado independientemente de que se haya arreglado el siniestro o no.

Por otra parte, como ha denunciado en reiteradas ocasiones la patronal gaditana, proliferan los talleres ilegales que arreglan sin garantías estos desperfectos y que hacen que los talleres legalmente establecidos sigan perdiendo mercado.

Basta con teclear en cualquier buscador la expresión 'pintar coche' para que aparezcan innumerables particulares que a precios ridículos se ofrecen dentro de la economía sumergida y de la manera más impune.

En el área de electromecánica se detecta más estabilidad, pues la tecnología que incorpora un automóvil no permite que cualquiera sin formación y sin equipamiento pueda responder con garantía a una avería. No obstante, sí que está disminuyendo alarmantemente la rentabilidad de los trabajos realizados.