La Administración Tributaria Canaria, con la colaboración de agentes de la Policía Canaria, ha revelado, gracias a los requerimientos alertando de posibles irregularidades en algunos locales que ofrecen estos servicios de reparación en seis municipios de la isla, hasta 35 posibles casos de fraude en talleres de automóviles. Estas denuncias provenían tanto de particulares como de las asociaciones empresariales de Lanzarote.


Entre los días 5 y 9 de julio ambas administraciones realizaron un operativo especial para detectar posibles situaciones irregulares en el sector de reparación de vehículos en Lanzarote, según ha informado el Gobierno de Canarias en una nota.
El Ejecutivo regional matiza que "a partir de ahora, tras la inspección física, se inicia el proceso para verificar cuántos de esos negocios han podido cometer un delito fiscal". "Esta acción es fruto de la colaboración social promovida entre la Administración Tributaria Canaria y la Asociación de Empresarios de Talleres Reparadores de Vehículos, Afines y Nuevas Tecnologías de la provincia de Las Palmas (ATARE)", asegura el director general de Tributos del Gobierno de Canarias, Alberto Génova.
La operación se enmarca en el Plan de Control y Gestión Tributaria de la Comunidad Autónoma de Canarias, que pretende asegurar una actuación eficaz tanto en la prevención como en la lucha contra el fraude fiscal, estableciendo un marco de actuación para ofrecer a los ciudadanos y empresas un servicio de información y asistencia que facilite el cumplimiento de sus obligaciones tributarias.
Además, el plan fomenta la regularización voluntaria por parte los contribuyentes de las conductas irregulares detectadas llevando a cabo una comunicación más personalizada con los interesados. Con ello, se pretende subsanar con la máxima inmediatez este tipo de comportamientos fraudulentos.
También contempla la adaptación de la respuesta administrativa a los nuevos casos de fraude que se vayan detectando, sin necesidad de que constituyan líneas predefinidas de actuación, así como el análisis detallado de los supuestos en que se deben iniciar las actuaciones de gestión tributaria con el objeto de concentrar las acciones en los más relevantes.
Consolidar y fomentar los instrumentos de colaboración con la Agencia Estatal de Administración Tributaria y con los cabildos para el efectivo control tributario o la intensificación de la colaboración con la Guardia Civil y la Policía Canaria en el control de los tributos vinculados a la importación y en la detección de actividades anexas a las turísticas son otros ejes del Plan, que contempla también, como se ha visto en la operación de Lanzarote, el incremento de la colaboración social.