La Dirección General de Tráfico (DGT) está preparando una reforma completa de los exámenes para sacarse el carnet de conducir y se espera que para julio de este año pueda entrar en vigor. Con estos cambios se realizarían pruebas prácticas más cercanas a la realidad para acostumbrar a los conductores a dichas situaciones, mientras que en la parte teórica se incluirán nuevas temáticas, poniendo el foco en las siguientes:

  • Colectivos con más daños como ciclistas, motoristas y peatones.
  • Seguridad: casco, cinturón y sistema de retención infantil.
  • Normas de circulación.
  • Conducciones inadecuadas: exceso de velocidad, uso de alcohol, consumo de drogas y la recuperación de puntos del permiso de conducir.

Además del contenido, también se modificarían los requisitos para aprobar tanto en la parte práctica como en la teórica, informa la Autoescuela Ciudad Jardín.

En la prueba teórica se realizarán visionados de situaciones concretas mediante vídeos, haciendo preguntas a los futuros conductores sobre los mismos. Otra novedad es que para aprobar sólo se podrá tener un máximo de fallos del 10% (anteriormente se podían tener fallos del 20% de las respuestas).

En cuanto al examen práctico, si el alumno suspende por primera vez, deberá esperar un mínimo de 15 días para volver a presentarse, además de dar unas nuevas cinco clases prácticas de forma obligatoria. Si se suspende por segunda vez, el tiempo de espera aumentará hasta los 30 días para poder volver a presentarse.