La Guardia Civil ha imputado a dos responsables de un taller mecánico de Níjar (Almería) tras intervenir varias piezas de un vehículo de alta gama sustraído en el aparcamiento del puerto de la capital almeriense.

 

Entre lo recuperado figuran, entre otras, las cuatro puertas, el capó, el techo solar, los asientos, los faros, la caja de cambios o los amortiguadores del turismo, según informa un comunicado.

La actuación se desarrolló después de recibir información los agentes de que un taller mecánico podía haber comprado una gran cantidad de piezas de las que no podían mostrar su legal procedencia.

En la investigación, y gracias a un pegatina en una de las ventanillas, constaron que las citadas piezas pertenecían a un vehículo, marca Mercedes, modelo 190, cuyo robo se produjo entre los días 16 y 21 de diciembre y que había sido denunciado por el propietario.

La Guardia Civil averiguó, asimismo, que el turismo llegó hasta el taller mecánico trasladado en una grúa por el presunto autor de la sustracción, por lo que la investigación continúa abierta y no se descartan detenciones.