Los fabricantes de automóviles saben que es mucho más fácil y rentable persuadir de nuevo a clientes que ya tienen un modelo de la marca, que conquistar a usuarios de otras marcas. Asimismo, también saben que existe una estrecha relación entre la experiencia, la fidelidad y el gasto que realizan sus clientes, y el crecimiento de su negocio.

Sin embargo, seguimos planteando las mismas preguntas cuando revisamos los niveles de satisfacción de los clientes con el servicio recibido: ¿por qué no varían? ¿Por qué resulta tan difícil ver el impacto de las acciones realizadas para mejorar la experiencia de los clientes? Todas estas preguntas tienen respuesta en el blog de automoción TNS.

Es necesario, por tanto, que nos detengamos a analizar más de cerca lo que revelan las investigaciones sobre la experiencia de los clientes, e identificar lo qué habría que cambiar para tener una mayor visibilidad respecto a esta clave del negocio de las marcas y sus redes de concesionarios.