ALD Automotive ha llevado a cabo un estudio entre ciudadanos europeos para determinar su interés por las nuevas formas de movilidad y entender mejor el uso que hacen de las diferentes opciones. Elaborado por Opinion Way, el informe muestra que el 50% de los europeos considera que actualmente no es imprescindible disponer de un coche en propiedad para realizar sus viajes en el día a día, mientras que sólo un 36% de los europeos afirma que sería imprescindible.

En cuanto a las nuevas formas de desplazamiento, cobran fuerza los trayectos compartidos, el renting de vehículos y el uso de coches con chófer. Un 25% de los encuestados afirmó haber sido usuario de carsharing, aunque los resultados varían entre los diferentes países. En Francia esta opción es conocida por el 80% de los conductores galos y lo han utilizado un 29% de ellos, mientras que en Alemania un tercio de la población ya ha utilizado estas soluciones. Sin embargo, en Italia sólo las han empleado un 15% de los conductores. Por rango de edad, los jóvenes europeos menores de 35 años representan el 40% total de usuarios de esta forma de desplazamiento.

Otro de los datos que arroja el estudio es que un 10% de los europeos usa coches con chófer o renting. España se sitúa a la cabeza con un 16% de usuarios que utilizan vehículos conducidos por chófer, mientras que Italia encabeza la lista de países usuarios de renting, con un 17% de conductores que utilizan los servicios de alquiler a largo plazo.

Por otro lado, y para el 58% de los europeos, la principal ventaja de compartir trayectos en coche es el ahorro económico, aspecto que es el más importante para países como Francia o España. Respecto a los factores medioambientales, el 58% de los europeos ya se ha decantado por soluciones más respetuosas, aunque indirectamente esto se traduzca en trayectos más largos. Un 45% de los encuestados ha optado por esta opción en más de una ocasión y son los españoles los menos inclinados a hacerlo, con un 49% de los encuestados.

Nuevamente, son los menores de 35 años los más comprometidos con la movilidad sostenible, utilizando esta forma de transporte un 66% de los encuestados correspondientes a este rango de edad.

Finalmente, el estudio de ALD Automotive se detiene en el uso de aplicaciones móviles inteligentes entre los europeos, que utilizan con normalidad aplicaciones de transporte público (44%) y aplicaciones de GPS comunitario y de tráfico mientras conducen (29%). A la cabeza del uso de estas App están los españoles con un 20% de usuarios, mientras que los franceses se sitúan a la cola con un 17%. Del mismo modo el 11% de europeos utilizan las aplicaciones de coche de uso compartido, mientras que las de vehículo con chófer son utilizadas por un 15%.