El presidente de la patronal de los concesionarios, Faconauto, ha advertido que la electrificación del automóvil ya es irreversible, pero que el cambio podría producirse antes de lo previsto en función de cómo evolucione la tecnología y su regulación. Gerardo Pérez, que ha hecho estas declaraciones en el transcurso del acto de inauguración de Internet Motors, celebrado en Barcelona, ha puntualizado, en cualquier caso, que las tecnologías de combustión son todavía el presente y que hay que trabajar con ellas para asegurar nuestra movilidad en este periodo de transición.

El presidente de Faconauto ha apuntado que, aunque la penetración de vehículos eléctricos es todavía baja, tanto en matriculaciones como en parque, todo apunta a que la llegada del vehículo eléctrico se acelerará impulsado por exigencias medioambientales europeas, por los diferentes cambios regulatorios que influyan sobre la automoción y porque ya todos los fabricantes están avanzando rápidamente en su desarrollo tecnológico.

“Se está gestando el nuevo ecosistema de movilidad eléctrica y su irrupción real en la vida cotidiana de la gente puede acelerarse. Todos los actores, desde Administraciones Públicas, gobiernos, concesionarios, fabricantes o empresas energéticas están ya apuntando claramente en esa dirección en un proceso que me atrevería a definir como irreversible. Los concesionarios se están preparando, porque son conscientes de que el vehículo eléctrico abre nuevas posibilidades de negocio, de que podrán prestar servicios diferentes a sus clientes y de que tienen que jugar un papel clave para que la oferta se encuentre con la demanda”, ha indicado Gerardo Pérez.

El máximo responsable de la patronal de los concesionarios ha indicado que el momento que vive la distribución de vehículos no tiene precedentes, ya que están confluyendo tres cambios simultáneamente que la transformarán absolutamente, como son, además de la movilidad eléctrica, la conectividad del vehículo y la incorporación de una nueva generación de compradores. Al respecto, Gerardo Pérez, ha transmitido que todos los procesos de digitalización y de soluciones totalmente online que abordan los concesionarios están siendo ya esenciales para dar respuesta a estos cambios que, bajo su punto de vista, también se están acelerando.

“Además de la electrificación, el nuevo comprador y el vehículo conectado nos obligan a dar soluciones más rápidas, en todos los canales de comercialización y en un contexto preeminentemente online. Los clientes buscarán, en cualquier caso, las experiencias pasionales que despierta la compra del vehículo, pero vendrán a los concesionarios sólo si somos capaces de atraerlos y de salir a buscarlos allí donde están, es decir, en internet. Por eso, tenemos la obligación de hacernos cargo de parcelas de nuestro negocio que ahora mismo están explotando terceros, porque nos va el futuro en ello”, asegura el presidente de Faconauto.

Finalmente, Gerardo Pérez ha indicado que la formación está siendo una preocupación y una apuesta clara de los concesionarios, que necesitan incorporar nuevos perfiles profesionales y capacitar a sus plantillas actuales para acompañar los cambios del sector. “Está demostrado que la gestión del talento y de la diversidad o la implantación de planes de innovación y formación son palancas para que los concesionarios podamos competir en el futuro ecosistema del sector”, puntualizó.