La Policía Autonómica de la Comunidad Valenciana cerró durante el último año 44 talleres ilegales en la provincia de Castellón, de los 236 inspeccionados, expresó el comisario jefe de la Policía de la Generalitat, Miguel Álvaro Rodríguez, que compareció junto al conseller de Gobernación, Serafín Castellano.

En Castellón, la Policía llevó a cabo 41.084 servicios a lo largo de 2013, lo que supuso un incremento del 85,23% respecto al año anterior, en el que se registraron 22.179 actuaciones.

Las más numerosas se realizaron en la atención al ciudadano, con 14.314, en seguridad y protección (8.466 servicios) en el ámbito del medio ambiente (3.939) y en espectáculos y establecimientos (3.276 servicios).

El conseller de Gobernación quiso destacar “los excelentes resultados, debido a la importante labor de coordinación con los cuerpos de seguridad y a que los agentes son cada vez más productivos”.

Por otro lado, el concejal de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Castellón, Joaquín Torres, se reunió recientemente con los representantes de Astrauto para determinar la revisión de 25 posibles talleres ilegales que podrían existir en la ciudad.

Torres agradeció la colaboración de la Policía Local para la realización de esta inspección y evitar, de esta forma, la proliferación de estos talleres, que representan una competencia desleal.

“Velamos para que se cumplan las normas y les hemos comunicado a Astrauto que la Policía Local, dentro de sus competencias, revisará la situación de esos talleres que nos ha hecho llegar la asociación”, apuntó el concejal.