La Policía Nacional detuvo en Málaga al dueño de un taller de mecánica por vender por 70 euros la furgoneta de un cliente, quien, ante el elevado coste de la reparación, le indicó que si encontraba un comprador para el vehículo le daría un comisión. También ha sido arrestado el operario de grúa que lo adquirió.

 

A los dos hombres, de 45 y 51 años, se les ha imputado como presuntos responsables de un delito de apropiación indebida sin consentimiento de su dueño, según informó la Policía Nacional.

En este sentido, la investigación policial ha establecido que en diciembre de 2013 un joven llevó a reparar su furgoneta a un taller. Debido a la costosa reparación, decidió dejar el vehículo en el taller acordando con el mecánico que si le conseguía un comprador para la furgoneta le daría a cambio un tanto por cierto.

En septiembre de 2014 el dueño del vehículo industrial encontró por su cuenta a un posible comprador para su furgoneta por lo que decidió acudir al taller para mostrársela. Entonces, el joven se percató que el vehículo no estaba allí, dándole el mecánico diferentes versiones sobre la desaparición del mismo.

Ante esta situación, el propietario se dirigió a una comisaría de Policía Nacional para denunciar la desaparición de su furgoneta, lo que motivó la apertura de una investigación por un posible delito de apropiación indebida.

Los investigadores han detenido a uno de los presuntos autores, el mecánico del taller que al parecer vendió por 70 euros la furgoneta a un gruista, que también ha sido arrestado. Toda la investigación policial ya ha sido remitida a las autoridades judiciales.