Agustín García, presidente de Serca, abrió el XXX Congreso del grupo centrado en detallar la transformación que ocurrirá en el mercado, en los cuatro actores, fabricantes, distribuidores, talleres y usuarios. “Hay cinco tendencias que marcarán la transformación del sector de automoción: coche autónomo, eléctrico, compartido, conectado y actualizado anualmente. El coche eléctrico se acabará imponiendo, pero faltan, como mínimo, entre 20 y 30 años. Las matriculaciones de eléctricos han aumentado un 111% pero sólo representan un 0.9%”, comentó.

García aportó algunas cifras. Sobre los fabricantes, que el mercado del recambio aumentó en 2018 un 4,6%; sobre los distribuidores multimarca, que aglutinan el 70% de las ventas de los distribuidores multimarca y suman un 57,5% del mercado total. “Somos unos actores principales, es importante que nos ofrezcáis unas condiciones justas u adecuadas, tanto comerciales como de acceso a la información técnica”, reclamó.

García también se centró en Serca, “uno de los motores del sector de la posventa. En 2013 teníamos un 10,54%, y en 2017 tenemos el 12,21%, cada año hemos ido creciendo y en 2018 también hemos crecido, a pesar de que somos menos socios”. El presidente del grupo también explicó que las ventas de recambios aumentarán un 3% anual hasta 2020 y las del recambio libre crecerán entre un 4 y un 5%.

Respecto a los talleres, el ponente señaló que es necesaria una mayor profesionalización de los negocios, ya que en el futuro muchos de los clientes no serán usuarios finales sino empresas. “El futuro de un taller pasa por estar en una red, ya que la digitalización y la conectividad entre el vehículo y su entorno serán claves”, resumió.

¿Y el usuario? “Es quien más va a cambiar. Va a ser diferente. Para un particular, la propiedad de un vehículo será menos relevante. Habrá menos coches y una gran diversidad de plataformas”, comentó. En cifras, en Europa las matriculaciones crecerán un 34% en 10 años, pero el parque se reducirá un 26%.