Un año más, la Unió d' Empresaris d' Automoció de Catalunya (UEAC) celebró con notable éxito de participación -más de 150 personas- la Noche de Gala de la Automoción, una velada muy especial. En las palabras de agradecimiento y bienvenida a los asistentes, el presidente de la UEAC, Domingo Comas, destacó los temas que más preocupan al sector, como la presión brutal que ejerce la administración, las dificultades para montar un taller y el intrusismo laboral y su repercusión, aunque matizó: un taller ilegal no es un taller. No obstante, la UEAC continuará trabajando conjuntamente con las administraciones para intentar erradicar al máximo posible este intrusismo.

En su alocución, recordó a las empresas que no han superado la crisis y felicitó a los presentes “por su valentía y su capacidad de adaptación en tiempos complicados”. Incidió en el servicio crucial que prestan los talleres a la sociedad y su involucración en la seguridad vial y se refirió a la enorme cantidad de normas que afectan a los talleres y complican su tarea cotidiana: “Normas que están hechas desde despachos y que, en ocasiones, resultan contradictorias; normas que deberían defendernos y nos complican la vida; normas cuyo cumplimiento no se vigila. Las administraciones no deberían esforzarse en hacer más normas, sino en hacer cumplir las que ya tenemos”.

Comas acometió también el reto tecnológico de los talleres y la necesidad de contar con formación e información adecuadas para poder reparar vehículos dotados de nuevas tecnologías.

Además, se procedió a una entrega de placas conmemorativas, patrocinadas por Talleres en Comunicación y Posventa.info, a Miquel Vila (Codines Motor, en Sant Feliu de Codines, Barcelona) por su trayectoria profesional-empresarial; Francisco López (Motos Quique, en Lliçá del Vall, Barcelona) por su trayectoria profesional y deportiva y Pere Olmo (Olmotorsport, en Sant Miquel de Balenyá, Barcelona), como taller de referencia y competición deportiva. Josep Bageria , de Vic, recibió también el homenaje de UEAC por su jubilación; y Josep Martínez Rosell, de Canoves, por llevar 25 años años afiliado al gremio.