La Unión Europea daba, el pasado 15 de abril, el último paso para aprobar la normativa que fija un objetivo de reducción de emisiones contaminantes para coches del 37,5% y del 31% para furgonetas en 2030, en ambos casos con respecto a los niveles que se registren en 2021, informa la página web de Faconauto.

Además, establece un objetivo intermedio según el cual los vehículos ligeros del bloque comunitario (turismos y furgonetas) tendrán que emitir un 15% menos de dióxido de carbono entre 2025 y 2029. Estas cifras son metas generales para todo el parque de la UE y el esfuerzo concreto para cada fabricante se repartirá en función de su flota media.

Este visto bueno definitivo por parte del Consejo de la Unión Europea se produce después de que el Parlamento Europeo aprobase por su parte el reglamento a finales de marzo. Los textos definitivos serán ahora publicados en el Diario Oficial de la UE y su entrada en vigor llegará 20 días después.