El mercado de los recambios para automóviles registrará un descenso de ventas del 6% este año, hasta situarse en unos 7.700 millones de euros, debido a la coyuntura económica y el desempleo, que retrasa las visitas al taller, indica un informe de la firma de análisis de sectores DBK, filial de Informa D&B.

El estudio apunta que el sector mantendrá en el presente ejercicio la tendencia de caída que registró en 2012, cuando se contrajo un 8% y facturó unos 8.200 millones de euros.

Asimismo, constata un desplazamiento de la demanda de servicios de reparación hacia talleres no oficiales. El sector del recambio libre, en este sentido, seguirá elevando su cuota de mercado, que ya a cierre de 2012 copó más de las dos terceras partes (el 69%) del negocio del sector.

De cara a este año, DBK estima que el segmento del recambio marquista retrocederá más que la media del sector, entre un 7-8%, dos puntos porcentuales más que el descenso estimado para el recambio libre.

"La sensible caída del número de vehículos matriculados desde 2005 y el mayor precio de este tipo de recambios contribuye al deterioro de las ventas del segmento de recambio de marca", agrega el informe.

No obstante, DBK también apunta que la "debilidad del consumo y el alto nivel de desempleo siguen provocando una ampliación de los plazos de revisión y mantenimiento de los vehículos".