La firma italiana Lamborghini inauguró en Madrid su primer concesionario oficial en España, denominado Lamborghini Madrid, como parte de su estrategia de expansión internacional. La compañía prevé abrir seis nuevos puntos de venta en todo el mundo antes de finales del presente ejercicio.

El nuevo concesionario está gestionado por la empresa Jemermotor, socio de la firma italiana para la asistencia posventa desde hace diez años. Asimismo, el punto de venta contará con unas instalaciones de 200 m2, en las que se mostrarán los últimos modelos de la marca, entre los que se encuentra el nuevo Aventador LP 700-4, de 700 cv de potencia.

Durante el acto de inauguración, el presidente de la compañía, Stephan Winkelmann, indicó que Lamborghini apuesta por este nuevo concesionario oficial en España confiando en la recuperación del país, antes de señalar que nuestro territorio continúa siendo "una meta atractiva" para sus operaciones.

El máximo responsable resaltó que la previsión de la marca es alcanzar una cifra de ventas de entre 15 y 20 unidades en el mercado español para 2015. Aseguró seguidamente que en la actualidad se encuentran circulando por las carreteras españolas un parque formado por unos 100 Lamborghinis.

Winkelmann afirmó que, por el momento, los planes de la multinacional italiana no contemplan la apertura de nuevos concesionarios en España, aunque indicó que seguirán analizando la evolución del mercado y estudiando posibles localizaciones, en las que se podría ampliar la red comercial de la marca en territorio español.

En la actualidad, la filial italiana del consorcio Volkswagen cuenta con una red mundial de concesionarios formada por 124 puntos, situados en 45 países y una plantilla compuesta por 1.800 trabajadores, cifra muy superior a los 400 empleados con los que contaba en el año 2000. Las ventas mundiales de la firma se situaron en 2.083 unidades en 2012, un 30% más.