Desde la Asociación de Talleres de Santiago (ARA) se muestran preocupados por la proliferación de talleres ilegales, donde los trabajadores no está asegurados, no existe responsable técnico alguno, ni garantía para los consumidores de las reparaciones realizadas en sus automóviles.

Las épocas de crisis propician la proliferación de la economía sumergida, un grave mal que aqueja a nuestro país de forma importante. El sector de la reparación del automóvil no es una excepción y si en épocas de bonanza tenemos que soportar la existencia de talleres ilegales, que no solo no pagan sus impuestos ni cotizan a la seguridad social, sino que además no cumplen con las normativas de seguridad y mucho menos con las de medioambiente, en épocas de crisis estos se multiplican, llegando a convertirse en un "cáncer" para el sector y un peligro para los consumidores, pues estos talleres no disponen de personal cualificado ni de un responsable técnico, es decir, no hay nadie que garantice la idoneidad de las reparaciones de los automóviles, reparaciones que en muchas ocasiones afectan a elementos de seguridad activa o pasiva de los vehículos. Se estima que, solo en Pontevedra, hay más de 150 talleres ilegales.

El pasado día 2 de abril, el Sr.Garcia Cumplido, Asesor de ARA junto con El Sr. Rodríguez Simón, Secretario de ATRA, representando a los talleres de Vigo y el Sr. Caldas Martínez., Presidente de APE Galicia, en nombre de los autónomos y pequeñas empresas gallegas, mantuvieron una reunión con el Sr. Conselleiro de Presidencia de la Xunta de Galicia, D. Alfonso Rueda, para exponerle la preocupación del sector por estos hechos y la necesidad de coordinar medidas desde las Consellerias competentes para poner límite a esta situación

Entre otras medidas, se le planteó la necesidad de la creación de un registro público de profesionales y empresarios organizado por actividades, donde cualquier persona interesada pueda comprobar si quien le está realizando un servicio es o no un profesional o empresario acreditado. La comprobación de la realidad de los datos especificados en las declaraciones responsables utilizadas para el ejercicio de la profesión en orden a evitar el intrusismo y las irregularidades graves en materia industrial.

En los próximos días se mantendrá una reunión con responsables de la Federación Gallega de Municipios y Provincias (FEGAMP), para tratar de coordinar medidas que frenen la venta ilegal de vehículos en la vía pública.