Las baterías de los vehículos híbridos son sensiblemente distintas a las de los coches convencionales, lo que hace que un servicio adecuado y un buen mantenimiento de las baterías se incremente un 25% su vida útil, remarca el especialista en regeneración de baterías de este tipo de vehículos Bluelife Battery.

Por lo tanto, es determinante, para prevenir posibles fallos, realizar periódicamente diagnósticos integrales de las baterías y reequilibrados modulares. Con ello evitaremos problemas localizados en celdas y bloques completos y reduciremos de forma notable posibilidades de fallos inmediatos.

Asimismo, estas tareas preventivas permiten incrementar la duración de las baterías y mejorar su capacidad de trabajo, por lo que el rendimiento del vehículo también se verá favorecido.

Desde Bluelife Battery recomiendan una revisión anual que posibilite realizar las labores de prevención y mantenimiento de un modo correcto, y recuerdan que el coste de una batería nueva es un tercio superior a una con los mantenimientos hechos.