Defensa de la libre elección del taller, participación en las políticas medioambientales y transformación digital de las relaciones intragremiales son los tres objetivos prioritarios que ha marcado la reciente Asamblea General del Gremi de Talleres de Barcelona para 2017. En cumplimiento de su misión y apoyado en su propia infraestructura técnica y de gestión, la entidad “trabajará con independencia para defender los intereses de los talleres frente a cualquier presión de lobbies empresariales o sociales, cuyas acciones puedan obstaculizar el eficaz ejercicio libre y de calidad de la profesión”, destacan sus responsables en un comunicado.

“Ante el oligopolio que las marcas de automóviles, como únicos custodios de los datos, podrían constituir vendiendo estos datos a proveedores de servicios y también en la venta de recambios, información técnica y formación, el Gremi apoyará y participará en todas las iniciativas dirigidas a frenar este enfoque y a favor de que las nuevas tecnologías sean transversales sin comprometer la competitividad, la innovación, el emprendimiento independiente y, en definitiva, la libre elección del consumidor”, explican desde el Gremi

También en 2017, la organización pretende garantizar el derecho de los consumidores a escoger libremente al reparador, trabajar a favor de un intercambio comercial equilibrado, normalizando la responsabilidad solidaria de proveedores, y lograr una competencia leal real con opciones (en formación, innovación y, en definitiva, de progreso) para todos.

Por otro lado, el Gremi hace frente a la restricción de la circulación rodada en grandes ciudades, así como concentrar los recursos sólo en la promoción y subvención de la compra de vehículos nuevos como respuesta al problema medioambiental y de movilidad urbana, ya que, en su opinión, “no son las únicas medidas posibles sino además las menos sostenibles y sociales”.

Los talleres tenemos mucho que aportar y es hora de que nos escuchen y aprovechen nuestro potencial”. Según la asociación, fomentar el mantenimiento responsable, la reparación y la transformación del vehículo de motor a energías más limpias, conseguir que el proceso de homologación de vehículos sea homogéneo en la Unión Europea, más transparente y participativo, son medidas preventivas importantes en favor de la calidad del aire.

En tercer lugar, el Gremi de Talleres de Barcelona se ha marcado renovar su vida asociativa “buscando más inmediatez y flexibilidad en la participación de los talleres asociados, sin comprometer las garantías institucionales, a través de la transformación de las relaciones con los agremiados mediante canales online con validez formal”, por ejemplo, a través de acciones telemáticas desde su taller, con acceso remoto seguro.

Otras actuaciones iniciadas en 2016

El Gremi continuará, igualmente, con los retos afrontados durante el pasado ejercicio, incluso potenciando aún más algunos resultados obtenidos:

  • Lucha contra el intrusismo ilegal. El Servei Català de Trànsit (Tráfico de Cataluña) ha publicitado en los paneles públicos de la red viaria catalana mensajes explícitos de fomento del mantenimiento responsable en “Talleres Legales” y la Generalitat ha abierto un canal directo para efectuar denuncias de talleres ilegales.
  • Acreditación y profesionalidad del taller. La Generalitat ha paralizado, de momento, la iniciativa de suprimir el requisito de Responsable Técnico de Taller para la acreditación de competencia profesional. El Gremi trabaja con la OGE (Ventanilla Única de Gestión Empresarial de Cataluña) para devolver protagonismo a la placa acreditativa emitida por el Departamento de Industria de la Generalitat, conocido como RASIC, a la vez que se han flexibilizado los plazos para adaptaciones en talleres acreditados.
  • Servicio Pericial independiente para los talleres. Contrapunto de peritación a disposición de los talleres agremiados para dar un servicio alternativo a los usuarios del taller perjudicados por prácticas comerciales injustas de aseguradoras.

(Foto: de izquierda a derecha, Ramón Casas, secretario general del Gremi; David Fortuny, vicepresidente; Celso Besolí, presidente; Jordi Ramos, secretario de la Junta; y María González, responsable del Departamento Jurídico del Gremi)