Las matriculaciones de vehículos sumaron 22.511 unidades en la primera quincena del mes de octubre, lo que supone un fuerte incremento del 64,8% en comparación con el mismo periodo del año anterior, según las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Los datos arrojan un fuerte crecimiento del canal de particulares, por el impulso del Plan Pive 3, si bien también sube en el canal de empresas tras la modificación del Plan Pima Aire.

En concreto, las ventas de turismos y todoterrenos a particulares se duplicaron ( 127,8%) en los quince primeros días de octubre, matriculándose 14.434 unidades.

Por su parte, las ventas de coches a empresas repuntaron un 14,9% en la primera quincena del décimo mes del año, hasta alcanzar los 6.696 vehículos, tras la modificación del Plan Pima Aire para incluir los turismos destinados a flotas en este programa de incentivos.

Ante estos datos, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, subrayó que "los programas de incentivos están evitando un desplome absoluto del mercado".

Por ello, el dirigente considera que, "pese a que ya hay indicadores de que la crisis ha tocado fondo, es necesario un plan indefinido de estímulo a la compra de vehículos hasta que se solucione la situación macroeconómica".

En este sentido, Sánchez Torres recordó que se trata de incentivos que al Estado no le cuestan dinero. "No son un gasto, sino una inversión con un retorno inmediato del doble, que además crea empleo y contribuye a la continuidad de un sector estratégico para nuestra economía y a la renovación del parque", remarcó.