Las ventas de lubricantes en España crecieron un 5,6% en 2016, alcanzando las 401.700 toneladas (todavía lejos de las 500.000 de 2007), mientras que el sector representado en Aselube creció un 4,4%, hasta las 332.000 toneladas, respecto a 2015. “Es una heroicidad estar aquí después de la crisis. Y todo gracias a que contamos con robustos sistemas de calidad y de comercialización para continuar en el mercado”, aseguraba Calos Giner, presidente de Aselube, durante la presentación de la Memoria de Actividades 2016, el 31 de mayo en la Torre Cepsa de Madrid.

A finales del pasado año, las ventas de las 17 compañías asociadas representaron el 83% (en volumen) de las ventas totales en el mercado de lubricantes en nuestro país. Por segmentos, ésto significa casi un 80% del mercado de lubricantes de automoción, prácticamente el 82% del mercado de aceites industriales, el 100% de los marinos, cerca del 53% de las grasas y poco más del 97% en aceites de proceso.

Dentro de la automoción, los datos de Aselube muestran que, en 2016, los aceites para automóviles supusieron un 45% de las ventas, con un comportamiento positivo de este mercado gracias a un incremento del 5,1%. Por comunidades autónomas, fueron Cataluña (17,7%), Andalucía (13,8%), Madrid (11,4%) y Castilla y León (10,7%) las que mejor se comportaron, aunque destaca la mejora de Castilla-La Mancha (9%). Entre enero y abril de 2017, las ventas aumentaron un 1,1%, aunque la patronal asegura que el comportamiento en automoción está siendo más plano que en años anteriores.

También el informe de la patronal presenta la evolución de la estructura de ventas de lubricantes de automoción durante el periodo 2013-2016 por canales de distribución del sector consumo, según los datos facilitados por GFK. Así, los concesionarios comercializaron el 44,1% de los lubricantes en 2016, un 2,5% menos que en el año anterior, mientras que los talleres independientes aumentaron las ventas en un 3,4%, pasando del 35,3% de 2015 al 38,7% del pasado ejercicio. Las gasolineras y estaciones de servicio, por su parte, se mantuvieron en un 7,2%, seguidos de autocentros (5,3%) y grandes superficies (4,8%).

En su conjunto, las compañías pertenecientes a Aselube disponen de 12 plantas para la elaboración de lubricantes en nuestro país, con una capacidad de producción por encima de las 785.000 toneladas anuales, con una capacidad de envasado de más de 545.000 y de almacenamiento en torno a las 69.000 toneladas. Más de 442.000 toneladas de productos terminados salieron de las plantas españolas de las firmas asociadas a lo largo de 2016 ( 0,8%). El personal de estas empresas dedicado al sector de lubricantes es de 1.170 empleos directos ( 5,4% sobre 2015).

Las firmas representadas en Aselube facturaron en este sector durante 2016 más de 1.070 millones de euros (no incluida la aportación a Sigaus), un 0,8% más sobre el año anterior, con unas inversiones en nuestro país de siete millones de euros y con una facturación al exterior (exportaciones más comercio comunitario) superior a los 353 millones de euros (un 6% más respecto al año anterior), lo que generó para ese año un saldo positivo en nuestro comercio de alrededor de 135 millones de euros.

Además de contar con Certificados Internacionales de Calidad y estar adheridas a Ecoembes, todas las firmas representadas tienen suscrito el “Protocolo de intenciones en relación con la gestión de los aceites industriales usados en España” y están adheridas al Sistema Integrado de Gestión de Aceites Usados (SIGAUS), para dar respuesta adecuada a las obligaciones que marca el Real Decreto 679/2006 de aceites industriales usados. En este sentido, Eduardo De Lecea, director general de SIGAUS, impartió una ponencia sobre los "10 años de gestión de los aceites usados" que la entidad lleva desarrollando en nuestro país.