Las matriculaciones de vehículos comerciales ligeros y furgones se situaron en 7.296 unidades durante el pasado mes de mayo, lo que supone un aumento del 2,5 % respecto al mismo mes de 2012 y el segundo crecimiento mensual consecutivo, según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac), concesionarios (Faconauto) y vendedores (Ganvam).

Durante los cinco primeros meses del año, las ventas de este tipo de vehículos se situaron en 31.931 unidades, lo que se traduce en una disminución del 8,9 % en comparación con el mismo período del ejercicio precedente.

Anfac, Faconauto y Ganvam consideran que Plan PIMA Aire de incentivos a la compra sigue siendo el "salvavidas" del sector de vehículos comerciales, ya que si no fuera por este programa las ventas de estos vehículos estarían muy por debajo del nivel actual.

No obstante, las tres patronales reconocen que el entorno económico sigue siendo complicado, debido a la escasez de crédito para pymes y autónomos, los principales compradores de vehículos comerciales.

Por canales, las compras de vehículos comerciales por parte de autónomos crecieron un 13,4 % en mayo, con 2.023 unidades, si bien bajan un 0,6 % en lo que va de año. El canal de empresa aumentó un 0,4 % en mayo, con 3.515 unidades, y baja un 9,8 % en los cinco primeros meses.

Las compras de vehículos comerciales por parte de empresas de alquiler se redujo un 4,2 % en mayo, hasta 1.727 unidades, y acumulan una caída del 15,7 % en lo que va de curso, con 7.200 matriculaciones.