Las marcas y los concesionarios de vehículos en España no satisfacen las expectativas del nuevo consumidor de la era digital, según el laboratorio de ideas de Marketing Digital en el Sector del Automóvil del IE Business School.

 

La principal conclusión a la que han llegado es que, mientras la edad media del automovilista español y consumidor de información a través de internet es inferior a 40 años, las decisiones sobre la estrategia on line de las marcas de automóviles y de las redes de distribución están en manos de ejecutivos de más de 55 años.

En su opinión, ésta es una de las principales razones que vendría a explicar la actual "brecha digital" o "desajuste cultural" existente entre las expectativas del nuevo consumidor de vehículos en la era de Internet y de las redes sociales y las propuestas de marketing digital y experiencia de cliente que lanzan al mercado las marcas y las redes de venta y posventa.

El consumidor demanda nuevas experiencias de cliente, más relacionales que transaccionales y fundamental, pero no exclusivamente, on line.

Por el contrario, la industria y el sector de la distribución y posventa del automóvil se adapta lentamente a Internet, donde las decisiones las toman personas que mayoritariamente son "inmigrantes digitales cuando no completamente profanos", recalca el laboratorio de ideas del IE Business School.