El Ministerio de Industria, Energía y Turismo dedicará diez millones de euros para incentivar la adquisición de coches eléctricos durante el próximo año, manteniendo la dotación incluida en los presupuestos del ejercicio 2013, anunció el secretario general de Industria y pymes, Luis Valero, ante la Comisión de Industria del Congreso.

Durante su comparecencia, Valero anunció además que su departamento trasladará la gestión de las ayudas al coche eléctrico al Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), con el objetivo de que este organismo - que ya se hace cargo del Plan Pive de fomento del vehículo eficiente o de la promoción de postes de recarga - concentre ambos incentivos.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2014 hará compatibles estas ayudas al coche eléctrico con un plan de competitividad específico para la industria del automóvil, cuyo objetivo será apoyar a la industria manufacturera, financiar planes de inversión en empresas ya existentes y dar prioridad a inversiones que fortalezcan la capacidad industrial de tecnologías.

El mantenimiento de las ayudas al coche eléctrico busca no sólo promover la fabricación de automóviles y el desarrollo de la industria auxiliar, sino también crear nuevos negocios, entre ellos la gestión de cargas y nuevos modelos de suministro y uso de las baterías.