El mercado automovilístico europeo cerrará el presente ejercicio con un volumen de alrededor de 13 millones de unidades, lo que supondrá un aumento del 2% respecto a las cifras de 2014, según las previsiones de la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea).

 

En el marco de la recepción anual de Acea, su presidente, Carlos Ghosn, recordó que el pasado año se vendieron en el conjunto de Europa un total de 12,6 millones de automóviles, lo que se tradujo en una progresión del 5,7%.

Ghosn afirmó que estas cifras son significativas, puesto que 2014 fue el primer año que concluyó con aumento de ventas en el mercado europeo desde el inicio de la crisis económica en 2007 y resaltó que diciembre fue el decimosexto mes consecutivo de crecimiento mensual.

"Sin embargo, nuestro optimismo en relación con estos tempranos signos de recuperación tiene que ser considerado con precaución, dadas las incertidumbres económicas que siguen afrontando muchos países", añadió el también presidente de la alianza Renault-Nissan.

Por otro lado, Acea indicó que en 2014 se vendieron un total de 75.331 vehículos eléctricos en la Unión Europea, con un crecimiento del 37% al compararlo con los datos del ejercicio precedente.