El Gremio de Comerciantes de Vehículos de Motor y el Gremio de Talleres de Barcelona se posicionan conjuntamente respecto a la celebración del Día sin Coches, el 22 de septiembre, en el marco de la Semana de la Movilidad Sostenible y Segura. “Cerrar 58 calles de la ciudad, con diferentes horarios de apertura y cierre, nos llevará a una situación caótica”, aseguran en un comunicado conjunto.

“Esta experiencia se vuelve a rescatar y se pasa a día laborable, a pesar de la experiencia negativa de 2003 en la que, también en día laborable, al final se tuvieron que abrir calles inicialmente cortadas y obligó a un replanteamiento por parte del Consistorio barcelonés, que abandonó esta iniciativa hasta el año pasado en que se recuperó, pasándola a sábado”, explican ambas entidades.

El posicionamiento del Ayuntamiento es inflexible”, añaden ambos Gremis, “sin dirigirse a las entidades representantes de un buen número de empresarios que ahora se sienten marginados, ha tomado una decisión inapelable, dentro de un concepto que compartimos y que entendemos debe dirigirse a hacer pedagogía al ciudadano sobre hábitos de movilidad más sostenibles. En la Semana de la Movilidad Sostenible y Segura el vehículo privado no ha sido invitado, y por tanto, el tejido económico que la rodea tampoco”.

Las organizaciones catalanas aseguran, igualmente, que “la necesidad de la movilidad privada/individual sigue siendo una realidad” y el Ayuntamiento de Barcelona “apuesta por la prohibición, lejos de escuchar e impulsar medidas correctoras”, como más aparcamientos para motos, impulso de vehículos eléctricos e híbridos, preparar una oferta de transporte público adecuada a la demanda, creación de zonas de aparcamiento gratuito en las entradas de la ciudad, o difundir la necesidad de un mantenimiento responsable del vehículo.

Los Gremis del Motor y de los Talleres creen que, además de la prohibición, “hay otros métodos mucho más eficaces para hacer concienciación y pedagogía de la movilidad sostenible, con la que, vaya por delante, estamos absolutamente de acuerdo”.