La segunda jornada del 32º Congreso de Ancera se centró en los grupos internacionales. Moderada por Roberto Aldea, estuvieron presentes Juan Carlos Martín (ADI), Stephan Bens (ATR), Lluis Tarrés (Nexus), Gerald Foster (Global One) y Ran Ellegoben (Temot).

Para Juan Carlos Martín, “España es diferente. En nuestro mercado la distribución es mucho más directa, los talleres son más pequeños que en otros países como Alemania. Y la distribución es diferente porque no tenemos grandes compañías comparadas con otros mercados. La distribución española ha invertido mucho en que su cliente el taller esté formado y preparado”. Stephan Bens (ATR), comentó que los retos del mercado español son similares a los de otros mercados: el coche eléctrico o el coche conectado “y los muchos problemas que devendrán de estos cambios para el sector independiente”.

Por su parte, para Ran Ellegoben (Temot), es importante la innovación y la tecnología, y sobre todo las tiendas pequeñas tendrán que ver cómo se produce esa digitalización. Tras él, Gerald Foster (Global One) señaló que el mercado español lo componen empresas familiares, “que son extremadamente flexibles y que forman parte de grupos internacionales para beneficiarse de acuerdos con proveedores y para estar bien posicionados para afrontar los retos inminentes”.

Lluis Tarrés aportó la visión de Nexus. “El mercado es global, dependemos de operadores globales, pensamos en ayudar a las empresas de cada país pero de una forma global. Aunque a España parece que no nos afectan de la misma forma, y creo que la estructura nacional está protegida y seguirá así durante un tiempo: los distribuidores españoles son más pequeños y es difícil crear una empresa suficientemente grande para que compita en el mercado internacional". Juan Carlos Martín señaló que la diferencia del mercado español es la rapidez con que sirven la pieza, sólo comparable al mercado británico. Y que es una de las razones por las que la cuota del mercado independiente es más alta que en otros países.

Un segundo aspecto que abordó la mesa redonda fue la innovación, centrada sobre todo en la conectividad con el vehículo y la electrificación. En este sentido, la colaboración es un elemento importante para el futuro, explicó Bens (ATR). “Estamos trabajando duramente para aportar soluciones al sector independiente de cara al coche conectado, al coche autónomo y al coche eléctrico, y a la digitalización de los negocios. Cuando lanzamos hace dos años Caruso parecía la solución a todos los problemas de conectividad, pero hemos visto que no es así. Tenemos que vender datos y trabajar con ellos pero no tenemos acceso a ellos. No sabemos cuál es la solución ideal para el futuro, pero probablemente lo empezaremos a saber antes de final de año, dada la rápida evolución del mercado”.

Foster (Global One) añadió que “no tenemos que temer a la electrificación, porque los distintos sistemas de propulsión convivirán muchos años. Hay aspectos a tener en cuenta, como el carsharing, pero aún se centra en las grandes ciudades y hay que buscar elementos para ser competitivos en la posventa de estos vehículos”.

Juan Carlos Martín (ADI) aportó que ADI, que es el grupo internacional más longevo, ha visto cómo las empresas “han modificado sus estructuras para ir adaptándose al mercado. No tenemos miedo, tenemos empresas consolidadas, con personal preparado. Es verdad que la innovación es un reto importante. No tenemos que preocuparnos sino ocuparnos de ello”. Lluis Tarrés (Nexus) coincidió en la necesidad de trabajar de forma conjunta, y propuso hacerlo a través de Figiefa.

Ellegoben (Temot) puso el ejemplo del mercado noruego, donde la electrificación está más avanzada y los distribuidores han tenido que diversificar su actividad, incorporando neumáticos, por ejemplo. Y resaltó de nuevo la importancia del correcto y completo acceso a los datos.

La mesa abordó una última cuestión: la consolidación. ¿Tienen futuro los negocios pequeños?¿Se pueden hacer negocios de formadiferente?¿Cómo se está produciendo la concentración y cómo afecta a mi negocio? Para Gerald Foster (Global One), las mejores soluciones para estas empresas pequeñas pasan por formar parte de grupos nacionales que, a su vez, estén dentro de un grupo internacional. Martín (ADI) añadió que el tamaño no es la cuestión. “El tamaño es importante, pero no significa que sea la única forma de pervivir en el mercado. Si tu empresa aporta valor añadido para su cliente, tendrá futuro en el mercado. Así que la concentración no es la única alternativa. Hay culturas diferentes y formas diferentes de hacer las cosas”.