Las revisiones previas de los más de 4.000 coches semi nuevos que se expondrán en décimo novena edición del Salón del Vehículo de Ocasión comenzaron ayer, día 2 de junio.
Applus , compañía global de inspección, ensayos y certificación, es la encargada de la certificación de los vehículos expuestos en el certamen bajo su Programa Applus VO.

 

Esta certificación constituye un elemento clave para garantizar la idoneidad de los vehículos adquiridos en el salón y justifica la confianza que los consumidores vienen depositando en el evento.

Las inspecciones se están realizando en los días previos a la apertura del certamen (2, 3 y 4 de junio), y continuarán durante todos los días de la feria, del 5 al 14 de junio, en el horario del Salón del Vehículo de Ocasión, de 11 a 21 horas.

A través de su división Applus Automotive llevará a cabo la revisión de 100 puntos clave de cada uno de los más de 4.000 vehículos expuestos con el objetivo de asegurar el cumplimiento de los estándares de seguridad, fiabilidad mecánica, estética y comercialización.

El Programa VO se basa en la aplicación de un protocolo normalizado en el que sus técnicos comprueban todos los elementos de seguridad, se realiza el reglaje de faros y se revisa si la carrocería ha experimentado alguna reparación de chapa o pintura y, en caso afirmativo, si ésta intervención ha sido realizada correctamente.

Además, se rechazan los automóviles que hayan sufrido un golpe estructural o tengan reparaciones de soldadura defectuosa y se evalúan la suspensión y los neumáticos.

Al término del salón, Applus Automotive emite un informe con las estadísticas e incidencias de dichos controles, que servirán a Ifema, a la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) y a los expositores para proseguir en su objetivo de máxima calidad de los VO ofertados en el salón.