Quadis, empresa dedicada a la venta de vehículos nuevos y de segunda mano, experimentó un nuevo relevo generacional en su cúpula ejecutiva, con el nombramiento de Lluís y Pol Soler, nietos del fundador de la compañía, como consejero delegado y director general de la misma, respectivamente.

Los nuevos directivos son la tercera generación de la compañía fundada por Joan Soler Güell en 1940 y presidida actualmente por Joan Manuel Soler, padre de Lluís y Pol Soler.

Según informó compañía, Lluís Soler asume el cargo de consejero delegado tras desempeñar en los últimos años responsabilidades de dirección en diferentes divisiones de Quadis.

Por su parte, Pol Soler, que al igual que su hermano es licenciado y máster en administración y dirección de empresas (MBA) por Esade, se incorporó a Quadis tras su paso por otras compañías como L'Oreal y Europraxis.

Ambos hermanos asumen sus nuevas funciones en sustitución de Joan Pla, quien tras 18 años en la dirección general, y de común acuerdo con la empresa, deja la compañía para emprender un nuevo proyecto profesional.

Quadis cuenta con más de 230 puntos de venta en España y el pasado año vendió más de 19.000 vehículos de 26 marcas distintas.