La creencia que señala que los hombres son más temerarios que las mujeres a la hora de conducir parece confirmarse según una nueva encuesta sobre seguridad vial realizada por el fabricante de neumáticos Goodyear para Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

Los resultados no sólo apuntan a que los padres españoles corren más riesgos en la carretera con temas como el exceso de velocidad, sino que se trata de una situación bastante generalizada en toda Europa.

 

En la encuesta los padres españoles admitieron, en un 16%, que habían sido multados por exceso de velocidad, frente al 7% de las madres. Cuando miramos a Europa vemos que los padres turcos y rumanos tienen bastantes más probabilidades que las madres de ser multados por exceso de velocidad. En Rumanía, por ejemplo, el 29% de los padres ha recibido multas, frente al 7% de las madres. En Turquía, las cifras son similares (28% de hombres frente a 6% de mujeres).

En Austria, Finlandia, Dinamarca y Rusia, los padres de jóvenes conductores noveles tienen casi el doble de posibilidades de ser penalizados que las madres. La media en la UE es del 24% de los hombres frente al 18% de las mujeres.

La excepción está en las mujeres belgas, que son más temerarias que los hombres. Casi un tercio de las mujeres de Bélgica entrevistadas (30%) admitió que había excedido los límites de velocidad, en comparación al 28% de los hombres.

En cuanto a actitudes al volante, la media europea sitúa a padres y madres españoles entre los más moderados, ya que sólo un 7% se enfada habitualmente con otros conductores, frente al 34% de las mujeres belgas que superan incluso a los hombres de este país (20%) a la hora de mostrar su ira durante la conducción.

La investigación de Goodyear se basa en una amplia encuesta realizada a 6.800 padres de conductores noveles (entre 16 y 25 años) de 19 países. La encuesta tiene como objetivo entender mejor la actitud de los padres hacia la seguridad vial, tanto a la hora de dar ejemplo al volante como de ayudar a sus hijos cuando aprenden a conducir.

De acuerdo con la investigación previa que Goodyear realizó entre conductores noveles y profesores de autoescuela, los hombres jóvenes también son más propensos a correr que las mujeres jóvenes (70% frente al 62%). Al parecer, los profesores de autoescuela son conscientes de este hecho y la mayoría está de acuerdo que en la cultura occidental la velocidad en la carretera está mitificada como un símbolo de masculinidad (52%).

Olivier Rousseau, Vicepresidente de Neumáticos de Consumo de Goodyear para Europa, Oriente Medio y África, insiste que los conductores, sean de la edad que sean, presentan un riesgo mayor que las conductoras.

"Los niños y los adolescentes imitan a sus padres desde muy temprana edad. La realización de campañas dirigidas específicamente a jóvenes conductores varones ayudaría a incrementar la concienciación sobre el riesgo y a promover la seguridad en las carreteras", apunta seguidamente.