El Plan Pive, que ha cumplido su primer año de vida y que tendrá continuidad con una nueva dotación presupuestaria, tal y como anunció el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a petición de fabricantes y distribuidores, ha posibilitado detener la destrucción de puestos de trabajo en las redes de distribución, salvando 13.200 empleos, según estimaciones de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

La patronal de los concesionarios indicó que este mantenimiento del empleo ha supuesto un ahorro en subsidios de desempleo de 142,4 millones de euros en el último año.

"La ampliación del Pive permitirá que los concesionarios sigan afianzando el mantenimiento del empleo y la recuperación de las redes de distribución, que hace un año estaban en una situación tremendamente delicada", expuso el presidente de Faconauto, Jaume Roura.

Asimismo, agregó, "estamos de acuerdo con el ministro Montoro: no podemos conformarnos con que en España se vendan sólo 700.000 unidades". Por ello, encaramos el tramo final del ejercicio con optimismo, gracias a una iniciativa a la que el Gobierno ha sabido dar continuidad de manera muy ágil, y que no sólo está revitalizando nuestro sector, sino que también está "tirando", ya visiblemente, de otros sectores de la economía.

Por otro lado, los diferentes planes Pive han generado una demanda adicional desde su puesta en marcha de 79.000 matriculaciones, señala un estudio llevado a cabo por la consultora MSI para Faconauto.

La patronal de los concesionarios calcula que la recaudación fiscal adicional de estas matriculaciones asciende 282,7 millones de euros a favor del Estado, comunidades autónomas y ayuntamientos.

Destaca, del mismo modo, la buena gestión que también ha hecho del Pive 3 el Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), que ya abonado el 95% del dinero que los concesionarios han adelantado a los compradores beneficiarios del incentivo.

El Pive 3, cuya dotación de 70 millones está acabada, generó una demanda añadida de unas 26.000 unidades. Las familias han sido las principales beneficiarias de los incentivos, al acaparar el 98% del total para adquirir vehículos más eficientes.

La antigüedad media de los vehículos dados de baja ha sido de 15,7 años, lo que ha permitido ahorrar a nuestro país 7,1 millones de euros en derechos de emisión de toneladas CO2, añade Faconauto.

[iframe width="420" height="315" src="//www.youtube.com/embed/MAbg8a4d-Cg" frameborder="0" allowfullscreen ]