El borrador de junio del anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética recoge la obligación de instalar puntos de recarga rápida en las gasolineras, según informa la web de Faconauto.

Las pequeñas gasolineras dispondrán de un plazo mayor para instalar dichos puntos de recarga, hasta seis meses más (un total de 27). Los recargadores no serán de una potencia de al menos 22 kilowatios como preveía la anterior normativa, sino de 50 kilowatios, para garantizar la velocidad de recarga.

Estos surtidores eléctricos serán obligatorios en las estaciones de servicio, además de en los edificios de nueva construcción, desde el primer día de entrada en vigor de la ley.

El nuevo borrador también elimina el porcentaje mínimo de que “al menos el 20%” de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) deberán impactar en la lucha contra el cambio climático y lo sustituye por un porcentaje “a determinar” que deberá de ser revisado en 2025.