EuroSiniestro, firma especializada en la defensa de clientes de las compañías de seguros, denuncia que los talleres coruñeses reciben cada vez más presiones de los seguros para abaratar los costes de las reparaciones en los vehículos con pólizas suyas. Los propios profesionales suscriben estas acusaciones.

"Tenemos contacto con los talleres desde hace años y hemos detectado que cada vez hay más que reciben una presión permanente de las aseguradoras a través de sus peritos", asegura el socio y gerente de EuroSiniestro, Felipe Viso, quien agrega que no es un caso aislado, sino que lo hacen prácticamente todas las compañías.

Viso matiza, en este sentido, que los peritos de los seguros infravaloran las reparaciones para no tener que poner dinero de sus arcas e, incluso, quedarse con parte del dinero que abona otra compañía en caso de siniestro.

En el sector existe un convenio, por el cual, "cuando hay un accidente, una compañía le ingresa una cantidad fija a la otra". El coste a mayores tendría que pagarlo esta última. Por eso, según Viso, intentan adaptar la factura lo máximo posible a la cuota estable.

El dirigente considera que el problema es que incluso llegan a reducir más los costes, para quedarse con parte del dinero ingresado. "La mayoría tienen unos talleres concertados con sus tarifas porque tienen que aceptar las condiciones de los seguros para sobrevivir".

Aclara Viso seguidamente que aquellos que no quieren someterse a los cálculos de los peritos de las aseguradoras son amenazados con el desvío de clientes a otros negocios que sí acepten rebajar los gastos.

Para el gerente de EuroSiniestro, lo único que importa es el "precio, porque no le preguntan a un taller qué maquinaria tiene, ni qué tipo de pintura, ni la formación de sus trabajadores...".