La gasolina que se le suministra a un coche es como el alimento que cada día se lleva usted a la boca. Si es equilibrado y de calidad, su cuerpo posiblemente responderá mejor y se sentirá más ágil. El problema vendrá, sin embargo, si opta por unos nutrientes de más bajo nivel.

Con esta metáfora tan clara explica David López Fernández, mecánico y electricista del Taller Hermanos Peñaranda - situado en la pedanía murciana de Cabezo de Torres - la importancia de elegir un buen combustible. "Si la gasolinera es mala, el coche tirará más humo, le costará arrancar y hasta puede llegar a romper el motor".

Les adjuntamos el documento completo, muy recomendable para conocer todos los peligros que conllevar un error tan común como equivocarse de combustible.