Para luchar contra la desaparición de muchas empresas, la Asociación Provincial de Reparación de Vehículos de A Coruña ha puesto en marcha el llamado Proyecto Relevo, con el fin de asegurar el cambio generacional en negocios cuyo propietario está a punto de jubilarse. Para ello han comenzado una ronda de charlas en escuelas de Formación Profesional (FP) con la intención de captar emprendedores entre los jóvenes que se forman como mecánicos y que, de otra forma, tendrían dudosas posibilidades de encontrar un empleo, según explican en el diario El Ideal Gallego.

"Vimos esta necesidad porque están saliendo jóvenes de un montón de centros de FP con claras barreras para entrar en el sector", comenta el gerente de la organización, José Ramón Devasa. Además, puntualiza, hay muchos asociados "en el tramo final de su carrera generacional".
En A Coruña y su área metropolitana, por ejemplo, existen 245 establecimientos de este tipo de los que una parte importante podría estar a punto de cerrar pese a contar con una amplia cartera de clientes. "En general, tanto en la provincia como en la ciudad hay mucha gente a la que le quedan pocos años para retirarse", calcula. Una vez esté formada esa bolsa de mecánicos a punto de jubilarse y jóvenes recién formados se daría entrada de forma externa a los segundos durante seis meses para "evaluar y conocer el negocio", además de contactar con los clientes con un asesoramiento.
Posteriormente, se ofertaría gestionar por un año cada taller en régimen de alquiler, algo que incluso podrían hacer cooperativas, antes de que se oficialice del todo el traspaso. La razón de fijar tantos plazos es asegurarse de que nadie entra en el sector sin ser consciente de sus riesgos. De forma inherente al relevo generacional, la asociación pretende otras metas, como implantar los servicios 24 horas-que trabajan de noche aunque no abren al público- y generalizar la gestión electrónica. "Hay aún entre un 10% y un 15% de talleres que aún no usan el correo electrónico", lamenta.