Natram, Asociación de Talleres y Afines de la Comunidad de Madrid, ha denunciado que, desde el pasado 1 de marzo, las aseguradoras Línea Directa y Axa han cambiado las condiciones de reparación que venían exigiendo a los talleres.

 

En el caso de la primera han impuesto descuentos del 20% de forma unilateral, frente al 10% previo. Además, Natram revela que esta aseguradora está ejerciendo presiones a los clientes para que lleven sus coches a sus talleres concertados, que suman unos 200 en toda España.

También desde el primero de marzo Línea Directa envía las piezas a los talleres, lo que está repercutiendo negativamente en su margen. Hasta ahora, los talleres compraban las piezas en determinados concesionarios oficiales, de los que, debido a la concentración, obtenían mejores precios y también algún margen.

Para defenderse de estas prácticas, los talleres están manteniendo reuniones con otras grandes aseguradoras, como Mutua Madrileña o Reale, para explicarles este tipo de prácticas disuasorias. Del mismo modo, amenazan con una campaña informativa que advierta a los clientes de la situación que están viviendo.