María de Villota ha sido hallada muerta en un hotel de Sevilla, su fallecimiento se ha debido, según la autopsia, a causas "absolutamente naturales". Todo el mundo del motor ha perdido un referente de valor, lucha y capacidad de sobreponerse a las adversidades.
Hija del también piloto de Fórmula 1 Emilio de Villota, María se convirtió en la primera mujer española que fichaba como probadora de una escudería del Gran Circo, en este caso el equipo ruso Marussia.

El 3 de julio de 2012 María se estrellaba, mientras probaba su F1, contra un trailer aparcado a pie de pista y con la rampa a media altura, lo que hizo que el accidente fuera de mayor gravedad. Aquel accidente le dejó sin el ojo derecho y la apartó de la competición como piloto.
María de Villota se sobrepuso con un valor que a todos nos enganchó. Su fuerza, su valor, el parche del que hizo bandera y la sonrisa que siempre la acompañó marcaron un ejemplo a seguir. "La primera sensación que tuve después del accidente fue negativa porque necesitaba los dos ojos, pero tardé muy poquito en ver todo el resto" decía. "He coincidido con gente que lo ha pasado muy mal. Al final hay que disfrutar de lo que tienes porque no hay más. Disfrutar de las cosas pequeñas. Esa pizca de humor es necesaria para seguir adelante. Voy a dar toda esa energía". "La vida me ha dado una oportunidad. Si tenemos salud, amigos y familia, tenemos lo más importante y esto es lo que tenemos que transmitir".
El lunes 14 de octubre tenía previsto presentar su libro 'La vida es un regalo', en el que narra su historia de superación vivida tras el trauma que supuso aquel accidente y sus consecuencias.

Aquí la podéis ver como hablaba de sus vivencias.

María de Villota, un referente de valor, lucha y capacidad de sobreponerse a las adversidades
[iframe width="640" height="360" src="//www.youtube.com/embed/BtGtJ7uR_J0?feature=player_detailpage" frameborder="0" allowfullscreen ]