Cada año, en nuestro país, más de 72.700 conductores se equivocan al echar el combustible correcto en su vehículo, según un estudio realizado por el RACE (Real Automóvil Club de España), que ha analizado más de 1.100.000 asistencias realizadas durante el año 2015.

El RACE ofrece su cobertura a más de 7,3 millones de vehículos en España, con distintos niveles de asistencia según modalidades de socio o cliente. Uno de los que el Club pone a disposición de los conductores es la ayuda en el caso de equivocación al repostar, al confundir el tipo de combustible que necesita el vehículo. Mediante el cálculo de los casos atendidos por el Club de Automovilistas, y en relación al parque de turismos, motos y furgonetas que circulan por España, el RACE ha calculado que cada año más de 72.700 conductores se habrían confundido en la estación de servicio al repostar. El RACE también ha calculado que con todo el combustible que se ha repostado de forma equivocada en el 2015 se podría llenar más de una piscina olímpica, o dar 1.209 veces la vuelta al mundo.

Si tenemos en cuenta los datos manejados por el RACE, y para el mismo perfil de cliente analizado, durante el año 2015 aumentaron al menos un 15% los casos de conductores que llamaron al Club de automovilistas para avisarnos de un error en el repostaje. Una cifra que no tiene en cuenta, por falta de datos, a todos los conductores que no llaman a su asistencia e intentan extraer manualmente el combustible.

Entre las consecuencias derivadas de estos errores se encontrarían las averías mecánicas en el vehículo, sobre todo daños graves en el sistema de alimentación, bombas y filtros, así como el problema medioambiental que supone no tratar de forma correcta el combustible desechado si no se trata de acuerdo con las normas de reciclaje correctas.