La agencia de calificación crediticia Moody's, mediante un estudio sobre los fabricantes europeos de componentes, pone de manifiesto que los proveedores que tienen una fuerte presencia en mercados en crecimiento (Norteamérica o China), están mejor situados para compensar la debilidad de ventas registrada en Europa.

Moody's, considera que la mayor parte de los fabricantes de piezas en Europa mantendrán sus ratings en 2013, aunque remarca que las compañías del sector que tengan negocio fuera del Viejo Continente estarán mejor posicionados ante la caída de la demanda en el mercado local.

El analista senior del Grupo de Finanzas Corporativas de Moody's y autor del estudio, Oliver Giani, apunta que el desarrollo de nuevos productos y una mayor presencia en mercados en crecimiento son las claves para no verse tan afectados por la situación en Europa.

"Los proveedores que sean capaces de aumentar sus negocios en Norteamérica y China especialmente, como Valeo o Faurecia, continuarán registrando un crecimiento de sus ingresos por encima de la media", agrega Giani.

Por otro lado, las previsiones de la agencia de calificación contemplan que el 'free cash flow' de los fabricantes de componentes de automoción se mantendrá contraído, a pesar de que sus estimaciones contemplan que los volúmenes de producción experimentarán un incremento del 5% en Norteamérica y de un 10% en China en 2013.