Manuel Sánchez, gerente de Carsmarobe, empresa especialista en formación y asistencia técnica en posventa de automoción, presentó el pasado 11 de febrero su webinar “De Mecánico a Empresario” dentro de las actividades previas a la celebración del Salón Mootormeetings by Motortec, que organiza Ifema del 23 al 25 de abril de 2021.

El ponente hizo uso de su experiencia personal, como técnico y como fundador y director de Carsmarobe, para compartir las claves del éxito en la transición de técnico a gerente. Para ello, Sánchez ofreció las claves para igualar la profesionalidad técnica con una óptima gestión administrativa, comercial y de recursos humanos para que el mecánico dueño del taller saque su lado más empresarial.

En primer lugar, el gerente de Carsmarobe incidió en qué es ser jefe, su definición y el papel que éste y el resto del equipo humano ocupa en una empresa. En este sentido, debe asumir la toma de decisiones, respondiendo al esquema del menor esfuerzo, mayor satisfacción y posibilidad de realizarse, pero implicando también responsabilidad, riesgo y renuncia.

Asimismo, Manuel Sánchez explicó en su seminario online cómo un buen jefe debe confiar en su equipo para el diseño y ejecución de los distintos procedimientos. Hay que aprender a delegar en tareas que no sean relativas al propio gerente e implicar a los empleados en un objetivo común a través de la motivación, un aspecto que, según el gerente, mejora la comunicación interna de la empresa, tanto horizontal (entre compañeros) como vertical (entre jerarquías).

carsmarobe manuel sanchez motomeetings ponencia

“El papel del jefe no es estar al tanto de todo, sino coordinar y confiar”, afirmaba también Sánchez, quien recordó que hacer equipo es fundamental para el éxito de un negocio, a través de la escucha de distintos puntos de vista, el reparto de funciones, la implicación en el proyecto de la compañía y de la formación.

Por otro lado, Manuel Sánchez destacó el taller vende horas y no recambios. Así, el jefe debe aprender a gestionar correctamente el tiempo a través de la planificación y las prioridades -“resolver antes lo urgente que lo importante”-, además de saber diferenciar entre productividad, rendimiento y eficacia. El gerente de Carsmarobe recordó que mantener a un equipo por encima del 80% de su productividad de manera constante no es positivo y que, posiblemente, denote la necesidad de más recursos humanos. También resaltó que la formación y documentación técnica son esenciales de cara a una rentabilidad y resultados notables.