“Las pymes se benefician muchísimo si hay aumento del poder adquisitivo de las familias”, comentó, señalando que aún hay un tercio de la población por debajo del salario mínimo. “Si esto cambia y aumentan los salarios, aumentarán las ventas de estas pymes y, por ejemplo, los conductores llevarán más el coche al taller”, añadió el ponente.

Bernardos también abordó el tema del desempleo. “La tasa de paro la hemos tenido en un 26,1% en 2013, y en 2021 llegaremos sólo al 10%; en la historia de la democracia española nunca hemos tenido menos de un 7,3% de paro”, detalló. “Hay un dato preocupante, que es la distribución de la riqueza, en este sentido estamos al nivel de muchos países del Este o de Estados Unidos, cuyo Estado del Bienestar es muy bajo”, aseveró.

Respecto a la industria del automóvil de forma concreta, el ponente comentó que el Gobierno “debería tener un plan para el sector automovilístico y convertir a España en un ganador en el coche eléctrico, hay startups montadas y grandes empresas de automoción; costaría muy poco subvencionar a estas empresas para que no solo fabricasen componentes sino coches completos. Estamos jugando con la principal economía del país”.

Para finalizar, Bernardos se mostró optimista sobre el sector de automoción, señalando que la economía española tiene muy buena pinta y no se espera ninguna crisis inmediata, las familias tendrán más poder adquisitivo y las empresas están evolucionando. “Llega la etapa de renovarse y ganar más. Aprovéchenla”.