La plataforma internacional AutoScout24 señala que uno de cada tres personas que acuden al Salón del Vehículo de Ocasión de Madrid se le podría calificar como “buscador de gangas”. Pero afortunadamente, en un mercado donde el precio es uno de los principales atractivos, otros potenciales compradores se mueven por otros aspectos.

Así, para casi dos de cada tres compradores el precio no es lo más importante, sino que hay otros aspectos que prevalecen en la compra. Por un lado, hay un fuerte componente emocional en esos conductores que se definen como “fans” y que buscan satisfacer sus deseos.

Al mismo tiempo, lo racional se impone en los “antirriesgo”, aquellos que buscan seguridad y que no quieren que el coche que compren les pueda dar problemas.

Dentro de estos tres grandes perfiles de comprador del mercado de VO que señala AutoScout24, el “antirriesgo” es el que relativiza más el precio, aunque siempre trata de ajustarse a su presupuesto. Se trata de un comprador cauteloso, cuyo mayor temor es comprar el coche y que le vaya a dejar tirado.

Este conductor, plenamente consciente de que su conocimiento de los coches no es suficiente, busca asesorarse por lo que decidirá acudir al canal profesional, donde percibe más garantías.

Por su parte, el comprador “fan” es un entusiasta de los coches, que está al día de todas las novedades y perfectamente informado de lo que se cuece en el mercado. Para este conductor, el precio no es lo más importante, sino encontrar el coche que satisfaga sus deseos.

Este cliente puede optar por el canal profesional, pues le gusta probar el coche y negociar, pero también buscará el modelo entre las distintas ofertas que encuentre en Internet.

Finalmente, el “buscador de gangas” es el que más importancia da a su cartera y, de hecho, la compra de un coche se convierte en una caza, en la búsqueda de la mejor oferta posible y, cuando la encuentra, siente que ha triunfado.

Este comprador es casi profesional, conoce los coches al detalle y es experto en negociar con una clara intención de conseguir la mejor rebaja posible.